La Historia
Datos de la Isla de Ons
Fueron encontrados materiales pertenecientes a la Edad de Bronce, como un hacha de talón. Existen dos castros, ("Castelo dos Mouros" y "Cova da Loba"); un sepulcro antropomorfo; restos de lo que pudo ser el Monasterio ó hábitat monacal de la Isla.


Sepulcro "Laxe do Crego"



Castillo de la Rueda
Resto de dos fortificaciones o supuestos castillos medievales levantados para defenderse de las invasiones constantes que sufría la Isla.

Sin embargo, la primera referencia histórica data del año 899, en que fue donada al Cabildo Compostelano por los reyes Alfonso III el Magno, Ordoño II y Alfonso V.

En el siglo XVI, aparece la familia Montenegro como dueña de la Isla, al serle cedida por el arzobispo Gaspar de Zuñiga y Avellaneda, lo que se puede comprobar por los documentos existentes en el Museo de Pontevedra del forero pagador a Don Antonio Sarmiento Montenegro.

Este asentamiento se vió obligado a huir a comienzos del siglo XVII por las aterradoras incursiones hacia la costa de los corsarios norteños y piratas turcos. Posteriormente fue pasada en herencia a los descendientes de Montenegro, que disfrutaron de su propiedad hasta el año 1810 cuando la Junta Provincial de Armamento y Defensa de la provincia de Santiago ordena defender la entrada de la Ría de Pontevedcra. Para sufragar los enomes gastos, se decidió dividir la Isla en Acciones de Primera Clase a aquellos que quisieran trabajarla teniendo que pagar un canon a modo de impuesto.

Después de los conflictos entre la Iglesia y la Nobleza, se saldo a favor del Marqués de Valladares, el cual permite la instalación de una fábrica de salazón en las cercanías del muelle y se produce un cambio en la economía isleña. Tras la decadencia del salazón en 1929, es cuando toma un nuevo rumbo la Isla, fue vendida a Manuel Riobó por 250.000 pts. y forma en ella una Sociedad Mercantil que se dedica al secado y comercialización del pulpo. Hasta el año 1936 goza de una década de bienestar y prosperidad, ya que la abundancia del pulpo y el dominio de los isleños en el arte de pesca y de la típica embarcación, la Dorna, los convierte en principal punto de referencia cuando se habla de este cefalópodo en las Rías Bajas.

Restos de la Fábrica de Salazón

En 1936, con el estallido de la Guerra Civil y por las ideas políticas del entonces dueño de la Isla, Didio Riobó, es buscado y perseguido, por lo que toma la decisión de suicidarse, quedando los isleños desde ese momento en una situación de abandono e incertidumbre sobre su futuro y sus propiedades en la Isla.

La Isla es expropiada en el año 1941, por el Ramo de Guerra, y fue pasando a través de los años de un organismo a otro, COLONIZACIÓN, ICONA, IRIDA hasta que finalmente en el año 1984 fue transferida a la XUNTA DE GALICIA.

Hoy constituye un bien de dominio público, pero con una situación vecinal todavía pendiente de resolver, mientras que los vecinos, reclaman el derecho a la propiedad de las casa que ellos y sus antepasados han construido, el gobierno autónomo se dedica a realizar un estudio jurídico para solucionar esta insólita situación.

Cangas Aventura
Movilynos
A Xustiña