Ruta 2 Moaña Arqueológica
 Ruta 2 - De Rande a Samertolameu

Desde Rande, al pie del puente, podemos tomar camino de Domaio, a lo largo de la carretera y de las hermosas playas. En Domaio merece la pena la visita a la iglesia parroquial y a la capilla de San Bieito.

  
Siguiendo nuestro camino a pie por la c-550, desde A Punta da Moa o A Borna, ya en la parroquia de Meira, tenemos vistas sobre la ría, la ensenada y la isla de O Arroás, y pasamos por Isamil para llegar a A Guía. Allí se encuentra el barrio de O latón, que posee hoy la más importante concentración industrial del ayuntamiento, empresas relacionadas con el sector naval, químico y de reparaciones.

Por el camino hallaremos alguna de las viejas carpinterías navales que todavía se hallan en funcionamiento, construyendo o reparando pequeñas embarcaciones de madera. La segunda ensenada, localizada desde lo alto de A guía o Caeagua, permite contemplar las enormes areneras en donde tiene lugar una de las mas tradicionales formas de pesca y recolección todavía vigentes: el marisqueo a pie, de berberechos, almejas y navajas. Estamos entrando en el lugar que alberga a uno de los más importantes bancos naturales de estos mariscos; con un poco de suerte y si la marea lo permite, el viajero podrá observar este curioso fenómeno que junta a cientos de mujeres en búsqueda de los bivalvos.

       

Como eje de este pequeño muelle, saliendo a la ría y defendido por el rompeolas, observamos la isla de San Bartolomeu o Samertolameu, como gustan decirle aquí, con la ermita dedicada al santo que quita el miedo("Samertolameu, dame tu miedo y llévate el mío"): Este es lugar importante no sólo por su paisaje, sino también por albergar al grupo más importante de marineros "de Bajura" de Moaña: La flota de naseros, grupo de hombres y embarcaciones que recogen el pulpo, la nécora y el camarón, de merecida fama como recuerda el cantar:


Para pescado fresco, Vigo
Para Chocos, Redondela
Para camarones, Moaña
Para caciques, Pontevedra

Esta isla también es la sede de un importante club de remo de traineras, actividad que se desarrolla sobre todo en verano, ofreciendo uno de los más hermosos deportes que se han conservado en las costas de Galicia y del Cantábrico. La parroquia de Meira combina, una vez más, el monte más agreste con la playa más dulce de cuantas configuran la ría de Vigo, en donde las aguas se calientan con el largo mecer del mar hasta el borde de la arena, la playa de A Xunqueira, jardín, paseo marítimo y zona de gran interés turístico que nos deja al lado del centro del ayuntamiento. Esta playa, lindante con el campo municipal de fútbol, probablemente es la que tenga un mayor atractivo.
Cangas Aventura
Movilynos
A Xustiña